¡Viven!

Pues de milagro, como la peli.

padre_niño

Nos vamos a la nieve con un plato para deslizarnos. En una de estas que me tiro con el nene, cogemos velocidad y nos vamos acercando deprisita a una valla de madera donde está apoyado un matrimonio. Él me pregunta desde lejos, sobre la marcha, mientras me aproximo peligrosamente: “¿Puedes frenar?”, con la intención de echarme una mano. “Sí, sí, no te preocupes”, le contesto confiada, pero no he hecho exactamente bien los cálculos, porque ha quedado la boca de mi crío a dos centímetros del tronco. No se le han caído todos los dientes de leche a la vez de milagro.

Luego se tira por una cuesta con su padre… y acaban aquí, en la carretera.

padre_niño

No sé si es porque tenemos otro hijo y con este nos estamos relajando, o qué…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios