Vacuna

Pues hoy vamos a poner al pequeño la segunda dosis de la vacuna de la meningitis. La primera le pilló desprevenido. Estaba en la consulta de la enfermera, en plan “lalalaaa”, a su bola, todo contentico, y cuando le pincharon soltó un alarido que casi se desploma el edificio.

madre 22 (1)

(Foto simpática colocada aquí para desdramatizar el asunto).

En esta ocasión, cuando lo agarra su padre, ya empieza a gritar como un gorrín destripado en vivo. Pobrecico mío, qué pena.

Cuando termina la tortura, sigue llorando disgustado y nos chilla: “¡¡No tuta cuna!!” Que la vacuna no le gusta. Por si no nos habíamos dado cuenta.

Qué majico es. Hasta lloroso y enfadado. “No tuta cuna”.

madre 22 (2)

Aaaay, madre, ¿¡pero yo por qué narices voy a querer que hable bien, como le correspondería a su edad, si es que me lo como vivo!?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios