Un cerebro desatado

El Cachorro se pirra por algo y un día, de buenas a primeras, lo aborrece. Le pasó con el aguacate, también con las barritas de cangrejo…

madre 7 (1)

Pues hoy con la mantequilla. Se la comía a bocados. Pues ahora le preparo una tostada, y que no.

– Ay, chico, de verdad, qué cosas haces – le recrimino.
– ¡Eh, que no soy yo!
– Pues ya me dirás quién.
– Será mi cerebro.

Este, desde que descubrió que es el cerebro quien toma las decisiones y dirige su ser, ya tiene un chivo expiatorio al que recurrir para echar balones fuera…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios