¿Truco o trato?

Esta tarde, a traición, me han aparecido en la puerta de mi casa unos niños con la gracia de Halloween. No los esperaba, pero parece que se olían que en mi hogar, de chuches, andamos servidos. Me han hecho el famoso truco: me han esquilmado. Pero me vengaré, juro que me vengaré. Ahora está en estado latente. Pero en menos de lo que se piensan El Cachorro contraatacará. De lo lindo. Tengo todas mis esperanzas puestas en él.

¡Ding, dong! Lo estoy viendo. Ya me relamo (en sentido figurado y literal).

Niño y madre


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios