¿Todavía quedan dos días para el lunes?

Sábado sabadete.

 

Por fin. Un día entero con mis niños, a los que tanto echo de menos durante el resto de la semana, que solo los puedo ver para la cena y acostarlos…

 

Les doy el desayuno prometiéndome un día de escándalo y en efecto el escándalo comienza cuando Don Bimbas se tira todo el ColaCao por encima. El pijama estaba limpio de ayer. Hago la vista gorda y me voy a fregar los cacharros. Justo después, me asomo al salón y veo que el pequeño me ha preparado un buen entretenimiento… Ha convertido la plantita favorita de su padre en sparring.

madre 16 (1)

Se la ha cargado a espadazos. Así, sin contemplaciones. Encuentro pétalos por doquier. Así que saco el aspirador después del broncón y, hale, a pasarlo por el suelo sin olvidarme de mover sofá y mesa, porque esos etéreos y malditos pétalos se meten por todos los lados.

madre 16 (2)

 

Mientras me hallo con ese menester, ya bastante calentita, entro en cólera cuando veo que están ambos tirando desde la mesa las pinturas al suelo, con lo que se rompen y el suelo se mancha. Odio que no traten bien sus cosas. Así que les digo: “¡Esto no puede ser! ¡No apreciáis nada! ¡Les voy a escribir a los Reyes Magos para decirles que no os importan vuestras cosas, que no las cuidáis, y que no os traigan nada, porque el problema es que tenéis demasiado! ¡Ya está bien! ¡Todo el día rompiendo lo que pilláis!”

 

A los cinco minutos, limpiando una estantería, se me cae un portarretratos, que se descuajeringa en el suelo.

madre 16 (3)

Y me salta El Cachorro: “Ahora les voy a escribir yo a los Reyes y les voy a decir que no te traigan más cuadros… ni más ropa”.

 

JAAAAJAJAJAJAA. Según él me cargo el cuadro igual que les pasa a ellos cuando rompen cosas (adrede), y me da de mi propia medicina. Y por si no fuera poco, “NI-MÁS-ROPA”, dice. Lo añade para darme donde más me duele. ¿¡Cómo es tan espabilado y tener tan mala baba!?

 

Tras el episodio “chivarse a los Reyes Magos”, aparece Don Bimbas sangrando.

madre 16 (4)

El Cachorro reconoce que le ha empujado. Así que me vuelvo a cabrear mientras mando al mayor a recoger y me llevo al pequeño a lavar.

 

Una vez los dos medio apañados, me pongo a limpiar el suelo y los envío a su habitación. Oigo que se entretienen con un libro. Como minuto y medio. De repente, El Cachorro inicia una bronca a su hermano. Y viene a contarme la nueva jugarreta. Don Bimbas se ha cargado el libro que se mueve. Sí, en dos partes.

madre 16 (5)

Ooootra vez yo a grito limpio. ¡¡Pero cómo me altera que rompan las cosas!!

 

Llega la hora de comer. Por supuesto, adiós al aperitivo que había planeado con una amiga. Seguimos los tres en pijama y yo más cabreada que una mona. Pero intento recomponerme y remontar el día. Se me ocurre introducir una variante, hacer hoy algo especial, y traslado la mesita y las sillas pequeñas de su habitación al salón para que coman.

madre 16 (6)

Pongo los platos, coloco el agua, y esta última dura encima un suspiro. No salgo de mi asombro. ¿¿Me toman el pelo??

madre 16 (7)

Saco la fregona, seco el suelo y el pequeño aún tiene ganas de tirar un plato lleno de queso de Burgos. HALAAAAA, VENGAAAAA. Pienso que me están haciendo una cámara oculta. Lo llevo castigado a su cuna, y cuando estoy limpiando el suelo, aparece. Desde que hace un par de semanas descubrió que puede trepar fácilmente, tarda nada y menos en escaparse de la prisión.

madre 16 (8)

Lo vuelvo a meter en la cuna. Y me quedo en el pasillo. Con el móvil. Al menos, pienso, le hago un vídeo o algo de la fuga y ya me apaño un post para el blog. Pero cuando se pone de pie y coge posición, me ve que le enfoco y aborta la huida. Además se enfada y se tira cual largo encima del colchón a llorar rabioso. De nuevo, lo intenta. Me ve. Se vuelve a enfadar. Hasta que hago como que no le veo y, finalmente, le casco el ansiado documento gráfico.

madre 16 (9)

Es lo único positivo que he sacado de toda la mañana. La tarde, como colofón, la tenemos que dedicar al cumpleaños de un vecinito. Qué bieeeeeeen, con lo que me gustan los cumpleaños de niñoooooooss…

madre 16 (10)

SÁBADO SABADETE.

 

No, si no me aburro, mis hijos me deberían cobrar.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios