Tíos buenos

Se pone El Cachorro con los brazos hacia atrás y, de repente, lo he visto así como con musculitos, al tipo. Como atractivo. Como chuletilla, con su camiseta de tirantes (es la del pijama, aún no somos tan horteras).

madre 30 (1)

Pues porque es muy tímido, que si no ya me estaba preocupando.

Y del otro tampoco me tengo que preocupar aún. Veo que lo persigue una nena…

madre 30 (2)

… pero él solo tiene ojos para otra.

madre 30 (3)

¿Me los como o qué hago?

Nada, Don Bimbas está a lo suyo, y no se da cuenta del atractivo que tiene, ni de las cosas que hace que lo explotan más. A ver, ¿no es verdad que nosotras, por lo menos cuando éramos unas adolescentes, nos derretíamos al ver a un tío bueno acunando a un bebé? Anda que no han rulado fotos en blanco y negro de tipos con el torso desnudo mirando arrobados a un tierno infante… Y nosotras con los ojos en forma de corazón, como el emoticono.

Bien, veo que mi pequeño birla una sillita de bebé con bebé de juguete y se va a dar un garbeo. ¡Pues enseguida aparece otra niña que le acompaña por donde quiera que él va! Parecen un mini matrimonio feliz.

madre 30 (4)

Qué ricos, por favor.

Pero luego el crápula prefiere abandonar a su familia para venir conmigo y con su hermano a ponernos de morros.

madre 30 (5)

A los niños les queda de escándalo.

madre 30 (6)

Es en los únicos que estaría justificado un buen chute de silicona.

Porque se pongan como se pongan o lo que se pongan, ¡son unos buenorrosssss!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios