Tartamudeo y eco

Hace ya tiempo que notamos que Don Bimbas, a veces, se atasca a la hora de hablar. Al arrancar, generalmente. Hoy: “Am, am, am, am, am, am, am, am, am, a mí me gusta la paya (la playa)”

madre 2 (1)

Por su parte El Cachorro hace algo que el Señor de las Bestias asegura que es desde siempre (yo no me había fijado, pero desde que me lo dijo, lo hago… ¡y sí!), y es que dice algo, y acto seguido lo repite, pero sin sonido, solo vocalizándolo. Como para fijar en su mente lo que ha dicho. Como para asimilarlo. Rarísimo. No conozco caso igual.

madre 2 (2)

¡Vaya dos!

Cada uno a su estilo, tienen una forma de expresarse muy peculiar. Ah, y me hace gracia que, a la hora de exclamar o de expresar sorpresa, se parecen, pero no son iguales. “¡Ostra!”, dice El Cachorro.

madre 2 (3)

“¡Ostris!”, Don Bimbas.

madre 2 (4)

Un ejemplo que no solo se percibe en su vocabulario…

madre 2 (5)

Mirad las formas de beber. El lado del que lo hace Don Bimbas…

madre 2 (6)

Y el lado del que lo hace El Cachorro…

¿A que vosotros también tenéis un lado por el que os resulta más fácil beber de un grifo?

Dos perlas, tengo yo.

madre 2 (7)


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios