Somos cinco

Mientras se hace el puré del pequeño, propone mi madre dar una vuelta ella, mi padre y El Cachorro con Sila, el perro. “Nos vamos los tres”, me dice mi madre, mientras yo me quedo en la cocina.
En esto que El Cachorro, que lo oye, se queda como extrañado. Viene a la cocina:

– ¿Por qué dice “labuela” que somos tres, si somos cinco? Mira: uno, mamá…
– (¡Bien, en primer lugar!) – pienso.
– Dos, labuela, tres, elabuelo, cuatro, Sila, y cinco, Simón (él).
– ¿Y Pablo?
– Ah, bueno, entonces seis.

madre 8

No solo pone al perro por delante de su hermano, sino que lo ha desplazado del todo. A ver si ahora, cuando se vuelvan los abuelos, les hace el cambiazo y se llevan a Don Bimbas mientras nos quedamos con el peludo… Qué tío.

madre 9


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios