Sola ante el peligro

Me dejan mis padres sola con los dos pequeños.

niño

Justo antes de que se vayan, todo parece en calma. Pero es cerrarse la puerta de la calle y empezar El Cachorro: “¡Tengo pi, tengo pi!”, y yo con la teta metida en la boca de Don Bimbas. Se la logro arrancar, no sin esfuerzo, y voy a ayudar al otro, que sigue gritando: “¡Que me meoooooo!”, mientras va dando saltos. Y en efecto, se meaba, porque cuando consigo bajarle los calzoncillos y los pantalones, los veo con un corroncho mojado…

niño

Lo cambio, lo dejo apañado, y cuando me asomo a ver al pequeño, me encuentro que ha regurgitado y que lo ha puesto todo perdido: pijamita, body y arrullo.

niño

Lo cambio entero y lo coloco en la maxi cosi para llevármelo al ordenador y que se quede dormido.

niño

Y regurgita de nuevo el pijamita, body, arrullo y maxi cosi.

No lo cambio porque no me da la gana pero me pongo a limpiarlo todo con toallitas. Me lo subo al estudio. A El Cachorro también, al que le he dejado un juego de coches en el ordenador y no hace más que estamparse y venir cada dos por tres: “Mamaaaaaá, quiero carreteraaaaa”, o “ete coche nooooo, quero naranjaaaa”. Escribir estas líneas me está costando dos horas.

Y de repente: “Mamá, tengo pi”, me salta de nuevo el canijo. “¡¡Aguanta!!”, esta vez salgo escopetada, lo llevo al baño que está a tres metros escasos, lo siento en el váter y dónde, me fijo en que tanto sus calzoncillos como el pantalón vuelven a estar mojados “¡Nnnnnooooooooo!” Ahí ya me enfado. Vamos a ver, no se mea jamás encima… ¿¿y ahora dos veces seguidas?? Se hace pis y me avisa en el ultimísimo momento… ¿¿por qué??

niño

En efecto, todos los que me decían que tener dos hijos no te dobla el trabajo, te lo triplica, tenían más razón que un santo.

Pero no acaba ahí la cosa. Le cambio de pañal al peque.

niño

Mientras, me asalta el pensamiento de que no se había vuelto a hacer pis aprovechando que tenía la pilila al aire como hizo por primera y última vez en el hospital… Y ZAS, pis que todo lo riega. Acaban meados el pijama, el body y el cambiador. Tercer cambio de ropa.

niño

Tres cambios de ropa a ambos hermanos en el día de hoy. ¿Este motín fraternal?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios