Salida triunfal

De pinchos nocturnos con mi familia. Un señor: “Qué monooo, qué chiquitiiiiín… ¿Sólo tiene una semana? ¡¡Y ya de bares!!”
¡Claaaaro! Hay que acostumbrarlos desde chiquis. Seguro que este hombre no era ni de los alrededores de Navarra.

niño

El pequeño no verá, pero toma buena nota del menú. Al fin y al cabo, lo que yo coma le llegará a él a través de la teta. Y hablando de teta… ¡Por primera vez en mi vida he dado pecho fuera de mi casa! Aquí si comemos, comemos todos.

niño

Ni tan mal. Confirmado, se puede hacer todo en esta vida. Incluso sacar la teta en pleno invierno. (Tiene menos mérito cuando entramos en calor a base de pinchos).


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios