Ratos sangrientos

Han pillado mis dos morrosquitos dos pares de botas iguales de su padre y se las han plantado.

madre 21 (1)

No pueden estar más salaos.

Primero, con ponérselas, ya tenían bastante. Pero enseguida cogen confianza y empiezan a hacer el canelo con ellas, a correr y tal. El Cachorro se ha tirado a propósito de frente al suelo. Golpetazo controlado para hacer gracia. Y como Don Bimbas hace EXACTAMENTE lo mismo que lo que hace su hermano, se ha lanzado igual y… se ha partido el morro.

Cuántas veces los juegos más divertidos acaban así, ¿eh, padres?

Venga el grito, el lloro, la sangre y todo el kit.

Menos mal que el peque ya tiene la escandalosa costumbre de ponerse a sangrar por la nariz así, de manera espontánea.

madre 21 (2)

No es extraño encontrármelo como esta vez, encima de la cama, sentado con la cara y las manos rojas, entre extrañado y tranquilo.

madre 21 (3)

Vamos, que tengo la versión masculina y moderna de Carrie en casa.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios