Primera fila

Hacer todas las cosas, sacar el lavavajillas, a cama, ducharte… con espectador. Sí, de esto existen muchas viñetas, se hacen muchos comentarios, es una verdad irrefutable. Yo hasta me cambio de tampax acompañada. Al cuerno la intimidad.

También es verdad que para ellos, los niños, no existe la privacidad. El periodo de cambio de pañales ya abarca, al menos, dos años. Limpiarles el culo cuando hacen caca, alguno que otro más. Bañarlos, sonarles los mocos, ponerles cremas en la parte del cuerpo que sea, bastantes más. No tienen secretos para los padres.

bebé

Por cierto, ¿hacen vuestros bebés cacas onomatopéyicas? Cuando hacen caca, ¿os suenan igual que el mío, a cloaca?? En serio, hace un glogloglo tremendísimo.

Y me está viniendo ahora a la cabeza, hablando de cacas y de adultos que renuncian a la intimidad, una anécdota de una amiga que no me resisto a dejar de contaros, aunque no haya niños de por medio. Pero es que lloro de risa si me acuerdo, y me acabo de acordar. Nos cuenta su marido un día: “No os vais a creer lo que me hizo hace nada. Estábamos los dos en el baño, ella sentada en el váter, comentando qué tal nos había ido el día, o no sé qué le estaba contando yo. Ella mirándome con interés, sin que se le moviera una ceja, y yo, hablando. En esto que, de repente, oigo: “Floash”, y me quedo blanco. ¡¡Acababa de soltar un zurullo ahí mismo, en toda mi cara!!” Jaaajajaa. La otra aún lo justificaba: “Estabas tan metido en la historia que no quería interrumpirte”.

Jaaaaaaaaaajajjaajjajajjaaaa. Qué huevos, mi amiga. Es que no puedo parar de reírme.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios