¿Premio o sanción?

Mi chiquitico se está enmadrando por momentos. Se porta bien cuando lo dejas con alguien, no dice ni mu. Pero cuando aparezco, se sigue portando bien pero empieza con mimitis. Lloriquea, me toma por un sofá…

Niño

… se aferra a mis muslos, me escala…

Niño

… vamos, que no sé si son mimos o es un claro castigo por haberlo abandonado.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios