Pestazo

Estoy conduciendo y de repente me empieza a llegar un olor nauseabundo. Bueno, estoy exagerando, no es como cuando pasas cerca de una depuradora o de una fábrica de papel o de un vertedero. Pero algo empezaba a oler mal. Como si se hubiera estropeado el aire acondicionado, como si algún mamífero se hubiera colado en el motor…

Llevaba un mosqueo de aúpa cuando, de repente, oigo a El Cachorro: “Uuuuy, qué olooooorrrrr”. Pero como muy contento. “Mira, mamá, qué bien huele”. ¡¡Y resulta que se ha descalzado!! Ahí lo tengo, con los pinreles al aire atufándome cosa mala.

madre 23 (1)

Maaaadre del amor hermoso. Con cinco años y ocho meses y semejante pestazo. ¿Voy encargando la máscara antigás de cara a la adolescencia? Estoy sobrecogida.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios