Pereza y alzhéimer

Brócoli, zanahoria, queso, pan, manzana, sandía. Es lo que en los últimos días le he dado a Pérez.

madre 26 (1)

Está claro: el ratón come mejor que mis hijos. Es el rey de la casa.

Sobre todo, hoy, que no me apetecía hacer nada. Que quería un plan de los míos, de los de estar empijamada y tiradaza. Plan de foqueo máximo. Así que he conducido a mis hijos al lado oscuro. Pasando de paseos, de comida equilibrada, de juegos estimulantes. Nos hemos visto dos pelis seguidas y nos hemos alimentado de palomitas.

madre 26 (2)

Claro, luego resulta que el pequeño, hablar no sabe, pero “¡pischa, pischa, pischa!”, eso bien que sabe decirlo…

Le pirra la pizza. Y esta palabra la debe de considerar tan básica como “agua”, y dentro del área de la alimentación, es lo único que, junto al agua, ha aprendido. Bueno, y “cao” (Cola Cao). Ni queso, ni jamón, ni pescado, ni plátano, ni filete, ni nada de nada. Pischa. Jíbalo.

Lo suyo igual es pereza mental. Yo, desde luego, la tengo. Sabéis quienes me seguís que mi fuerte no es la memoria. Y me viene de familia. Tenemos un historial de Alzheimer y demencia senil bastante interesante. A mí cada vez me cuesta más recordar algo. Esto es una característica mía lo mismo que ser morena o tener una peca en el labio inferior. No me acuerdo de las cosas. Apenas tengo pasado. (De hecho, de ahí este blog o que guarde historiales de mensajes ocupando toda la memoria de mi móvil).

Fijaos si está clara la cosa que mis hijos (al menos El Cachorro) no solo se han dado cuenta de esto, sino que ya está ideando cómo sacarle partido.

Estamos en el salón, después de habernos pegado la tarde viendo la tele, y les pido que se pongan a cenar. Noto cierto remoloneo, y procedo a advertirles. Y se sucede la siguiente conversación con mi mayor:

– Si luego no cenáis bien no os pondré pelis.
– ¿Cuándo, para siempre? – se interesa.
– Desde luego no dos seguidas como hoy, o no la que queráis.
– Da igual, se te va a olvidar en diez días…

Hale, pues en estas estamos.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios