Pellizcar la barra de pan

Cuando una es madre intenta (al menos yo) educar a su hijo como su madre la educó a ella. Pero ya me he saltado una cosa… ¡¡Le dejo arrancar trocitos de la barra de pan y que se los coma!!

niño

Aún recuerdo a esa vecina que se zampaba el currusco yendo en ascensor y cómo la envidiaba yo, que no tocaba el pan, que era como sagrado o algo. Creo que tenía que ver con que “si comes pan luego no tendrás hambre” y con que “si arrancas un trozo se pone duro” o incluso con eso de que “pones el suelo perdido de migas”. No sé, pero todo un trauma que evitaré a mi gordo panero.

niño

Sobre todo por lo guapo que se pone cuando se lo zampa. Con esos morritos no le queda otra que ser el próximo chico Martini.

niño


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios