Paseo por Pamplona

Que sales así para dar un paseo tonto por Pamplona y, oye, no veas lo que da de sí…

Resulta que vemos patos (que se acercan hasta nosotros y se van chafados porque no teníamos ni una triste miga que lanzarles).

niño

Nos cruzamos con un caballo.

niño

Ayudamos a un gusano a cruzar el camino (salvarlo ha sido cosa mía, y me ha costado, porque El Cachorro quería tocarlo, cogerlo, ponerle una casita –hoja por encima-, etc. En definitiva, con la mejor de las intenciones, darle tormento).

niño

Vamos a los columpios (primera vez para Don Bimbas, al que, llamadme intuitiva, parece que le han gustado).

niño

Todo de lo más apasionante.

En fin, que mi moraleja es que puede que el mundo se te haga más interesante si lo compartes con quien lo anda descubriendo…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios