Palmera de chocolate

Me he comprado una palmera de chocolate y se me ha ocurrido ofrecérsela a mi hijo. Bueno, miento, ha sido él el que se ha ofrecido a probarla. A mí es que hay cosas que me cuesta compartir… (Y se me nota en la cara).

Niño

Pues oye, ¡no veas cómo se la ha ventilado! Hemos tenido que volver a por otra. ¡Habrase visto!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios