Padre e hijo hablando de mujeres

– A mí me gusta Marina para ti – dice el Señor de las Bestias. Es una vecinita con la que estamos de vacaciones.
– A mí no – contesta El Cachorro.
– A mí sí.
– Pues cásate tú con ella.
– No puedo, es una niña.

madre 9 (1)

Lo que tampoco puede el padre es concertar ya el matrimonio, muy a su pesar. Él ahora mismo se iría de cabeza a la Edad Media. Porque Marina, además de ser una niña muy mona, es también muy responsable. Una buena influencia para nuestro vástago. Y hacen una parejaza.

(He de decir que a El Cachorro por supuesto que le gusta Marina. Lo que no quiere es casarse con ella. O puede que sí, pero es que tiene novia…)

En fin, que ya se verá si es Marina, Marino o se mete a cura, mi muchachito. ¿Qué vida le esperará?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios