Olfato poderoso

“Aquí huele a Marina”, dice El Cachorro al abrir el armario. Marina es su vecina, que ha estado jugando en casa. Me fijo y, en efecto, está su abrigo colgado. Se le ha olvidado llevárselo.

madre 26 (1)

La órdiga.

Ayer nos montamos en el ascensor con una vecina que bajaba al trastero el árbol de Navidad y varias cajas. Y dice El Cachorro: “Este árbol huele a perro”. En efecto, esa vecina tiene un perro.

Yo no huelo nada, y eso que acabo de cumplir medio año sin fumar. Pero la nariz de El Cachorro es prodigiosa (no os cuento lo mal que lo pasaba el pobre cuando yo fumaba…) No sé si yo, que creo que me echo más colonia de la que debiera porque no huelo y, mucho menos, me huelo, lo estaré atufando cada mañana.

Supongo que este superpoder le servirá para juegos como el escondite, ¿no?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios