Odio selectivo

El Cachorro le debe de haber cogido manía al número eight y al viernes. En las enumeraciones se los salta siempre. Guanchúzriforfaifsixsevennain y ten.

Y al color rojo. Lleva ya unos cuantos días diciendo que le gusta el azul y el verde (sobre todo el verde), pero “no me buta e rojo”. Y tengo tres teorías:

– Me lo suele soltar cuando vuelve de la piscina, que no le gusta ni ver y además lleva ya tres semanas que me cuenta cuando vuelve que se ha ahogado. Y dice “el rojo noooo” y no sé si el rojo es el color, yo qué sé, de un tobogán del que les obligan a tirarse sin flotador o de otro artilugio que le hace sentir inseguro, o que es el color del bañador del único monitor que lleva fardapaquet de toda la piscina y siente vergüenza ajena, o qué.
– También puede ser que el rojo no le guste porque es el color del autobús que lo trae de natación. No es como la ruta del resto de todos los días, que es verde, y le encanta.
– O puede que sea porque en clase del cole él es del equipo azul y su amigo del alma del equipo verde. En el rojo puede que esté alguien al que le tenga inquina…

Yo apuesto por el color del autobús. Pero no lo tengo claro, no. ¿Mami qué será lo que tiene el rojo?

niño

Con lo bien que le queda.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios