Obviedades

Estamos en la playa y aparece El Cachorro con una pala que no es suya.

– ¿De dónde has sacado eso?
– La he encontrado.
– No, majo, no. Eso es de alguien seguro – la pala está perfecta.
– Estaba cerca de la basura. Seguro que alguien se hizo mayor y ya no la quería.

madre 22 (1)

Porque… ¿qué otro motivo, más que el de hacerse mayor de repente, ha de tener nadie para tirar una fabulosa pala de playa a la basura?

Mi hijo es de los que ven las cosas claras. No se pierde en detalles absurdos. La vida para él es de lo más obvia.

Por la noche, pido un vino blanco. Viene el camarero y me sirve lo justo para probarlo y darle el visto bueno. Y salta El Cachorro:

“Hala, qué poco te han echado”.

madre 22 (2)

Ea. Está bien que exija sus derechos como consumidor. Él ha realizado un comentario objetivo, que es que me estaban racaneando el vino.

Supongo que también ha creído que me han echado más gracias a su “indirecta”. ¡Es de agradecer!


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios