Nombres modernos. Parte B.

Cuando había terminado de cambiar al enano en el baño del restaurante, entra la madre de Allegra y Cira, tía putativa de Serena. Y entabla conversación conmigo.

– ¿Y cuánto tiempo tiene tu hijo?
– Cinco meses hace en dos días.
– ¿¿Ah, sí?? Pues la mía es mucho más pequeña… ¿A ver? Hummm… Igual es porque es chico.
– Igual es porque yo me dedico a criarlo y no a competir con mis amigas a ver quién le pone a sus hijas el nombre más absurdo.

VALE, NO LE HE CONTESTADO ESO. Le he contestado:

– Sí, va a ser eso, que el mío es chico.

Y además le llamo “El Cachorro”, así que, sí, cada una tenemos lo nuestro…

4 pensamientos en “Nombres modernos. Parte B.

  1. Pues ¿Sabes que te digo? Que deberías hanerle contestado eso y haberte regocijado con el careto que se le quedaba a la superguay.

  2. ¡¿Se puede saber en qué lugar cambias a El Cachorro?! ¡Menuda selva! ¡Y qué me dices de esos especímenes con nombres tan raros! Por favor…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios