No tuta

Y dale. Es que no hacemos carrera con este crío. Le coge manía a toda la ropa nueva nada más verla. Casi siempre va de azul y hoy decidí ponerle un pantalón beige de los cuatro que tiene muertos de la risa. Pues ha sido sacarlo del armario y ofrecérselo y cerrarse en banda. “No tuta”.

madre 4 (1)

Y que no hay forma de colocárselo, oigan. Tengo que estar a limpia estratagema con él. Hoy ha sido: “¿Quieres ir con papá a desayunar a la calle? ¡Porque se va ya!” Ha accedido a regañadientes y yo me creía victoriosa. Hasta que le he sacado el abrigo nuevo. Una chulada. Pues ea, que no. “¡No tuta!” Madre del amor. (Yo, también, he estirado demasiado el chicle…) El argumento: “Es el que te pega, el azul no va con lo que llevas”, no ha servido para que diera su brazo a tocer. Ha sido de nuevo el: “¡Que se va papá, que se va!”, con el Señor de las Bestias en la puerta, el que ha terminado de convencerlo.

madre 4 (2)

Qué cara de alegría.

Ya son ganas de complicarlo todo continuamente, ¿no? ¿Por qué esa manía de ir con el no por delante?

madre 4 (3)

Pero me he salido con la mía.

Con lo que no da guerra es con el pijama. Está de lo más obediente.

madre 4 (4)

¡Miradlo! ¡Tan feliz! ¡Con los pantalones del pijama encima de los de vestir! Para hacer el ganso está siempre disponible.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios