Mi hijo me rechaza

Se pone Don Bimbas a ver la tele, se coloca en la esquina del sofá, y se parapeta con un cojín. Es su manera de ver dibujos favorita.

Pero llego yo, y quiero darle mimos. O que me los dé a mí.

– Ven aquí conmigo.
– No.

Y voy a petardearle.

madre 23 (1)

Salvo su cojín-barrera, al que se está agarrando como si fuera un escudo y lo separa de mí, asiéndolo más fuerte. Le doy besitos y apoyo mi cabeza en su hombro. Enseguida me hace ver lo mucho que le peso. Le molesto, vaya. Y se zafa. Yo protesto.

– ¡Que quiero estar contigo!
– Po qué.

Inmutable.

madre 23 (2)

¿Por qué me castiga con el látigo de su indiferencia?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios