Mentir, pero poco

Vuelvo a la playa y están el Señor de las Bestias y Don Bimbas tostados.

madre 8 (1)

Por su parte, El Cachorro ha hecho un superagujero. Pero a mi parecer es demasiado súper.

“¿Has hecho tú solo ese agujero?” “Sííí” “¿Seguro?” “Sííí” “¿Tú solo?” “Sííí”

madre 8 (2)

Al final de la tarde le pregunto al padre si había un agujero cuando han llegado. Y sí, lo había. Había uno empezado. Así que voy y le digo a El Cachorro: ” Sí había un agujero. No lo has hecho todo tú solo. Me has mentido”. Sonríe y me dice: “Sí, un poquito”.

madre 8 (3)

Mira tú. Tan pancho.

Pero el caso es que lo de hacer agujeros no se le da mal; lo ha heredado del padre. No es la primera vez que lo entierra…

madre 8 (4)

Desde que era un bebé. Su tío-abuelo de Almería bien que les echó la bronca a su sobrino (padre de la criatura) y a su hijo (tío de la criatura), artífices del enterramiento.

Así que El Cachorro lo tiene medio asumido. Si hay una playa, él va a acabar en algún momento, bajo la arena.

madre 8 (5)

Al pequeño, sin embargo, no lo pillan ni p’atrás.

madre 8 (6)

En fin, que si por hache o por be veis una zona de la playa agujereada, puede que nosotros no andemos muy lejos…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios