Mensaje versionado

Nos vamos al Mc Donalds a cenar. Los críos, encantados. Aunque Don Bimbas se encanta por inercia, porque luego la hamburguesa se la sopla. Pero él, antes las noticias, sucesos o circunstancias, se alegra, enfada o entristece según reaccione su hermano. Si sonríe y aplaude por ir a una hamburguesería, lo hace porque ve a su hermano contento, que es quien aprecia más esta clase de manjares.

Pedimos el Happy Meal. El Cachorro lee el mensaje que viene en la caja: “¡No olvides tomar chocolate y hamburguesas todo el día!”

madre 17 (1)

Ja, ja, ja. Menudo manipulador. Será…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios