Más feliz que un mamut en un charco

Cuando Don Bimbas desparrama las cosas por el suelo, no lo hace solo por el simple gusto de tirarlas… Lo disfruta. Se tira encima, se medio reboza, lo goza. Parece el Tío Gilito con sus baños en dinero.

Sin título

Es un buen entretenimiento para un día casero destinado a hacer manualidades. De nuevo un domingo hipotecado porque nos tenemos que cascar un trabajazo para la clase de El Cachorro. O sea, lo hacemos sus padres y lo luce él. Aunque, viendo cómo interpreta lo que aprende en clase, mejor que de momento sea así. A nuestro troglodita le han hablado de las Venus prehistóricas, y saca la siguiente conclusión: “Tenían que tener muchos hijos porque si no se morían”.

Así que reunimos lo imprescindible para su realización: tijeras, pegamento y palmera de chocolate blanco.

Sin título

Tenemos que hacer algo relacionado con las diferencias entre la prehistoria y la actualidad. Yo he aportado la caja de cartón, la selección de fotos y, lo más importante, la idea. El Señor de las Bestias se ha ocupado de plasmarla, y desde luego está a la altura. Nos ha salido esto:

Sin título

Las fotografías tienen un velcro detrás y se pueden pegar en el área que les corresponde. El juego mola, no me digáis. Estoy tan satisfecha que me ahueco hasta alcanzar las dimensiones de un mamut. O me califica la profe con matrícula de honor o le sacudo un trompazo.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios