Mamá remolona

Yo, si fuera vosotros, en caso de duda, me llamaría a partir de las doce.

Sí, cuando factores como estar en paro, ser una madre trasnochadora y tener un bebé que duerme como un ceporro después del desayuno, se unen, asomar al mundo a mediodía es inevitable.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios