Mamá. Por fin

Lleva el nene un par de semanas diciendo “mamá”. Ya era hora. Porque lo hace sabiendo qué está diciendo, o sea, vinculando la palabra al objeto (persona, en este caso, aunque a veces me trate como una mera atracción y se siente encima de mí y me pisotee).

niño

Pero para más inri, lo dice en plan mimosón. Y lo sabe. Zalamero. Y yo sucumbo y estoy a su merced. Y lo sabe.

niño

Y pienso que ya no es necesario que aprenda a decir nada más.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios