Madre malrollera

Una madre malrollera es una madre malrollera a tiempo completo.

Esta semana tengo turno de tarde en el trabajo, ergo no veré a mis hijos a la hora de cenar y acostarlos. Ni, obviamente, en el previo. Me fastidian estos turnos porque me los pierdo, y bastante poco los veo. Pero bueno.

El caso es que hoy el Cachorro comete el error de llamarme. En Semana Santa le hice aprenderse mi móvil y ahora, albricias, me suele pegar algún toque. Y yo encantada.

En cambio, igual deja de hacerlo, porque aprovecho para pedirle que me pase con su padre y le indico qué tarea le tiene que dar para que haga. Y al otro, a Don Bimbas, que no tiene tareas, también le cae algo que hacer. Recuerdo que hay por ahí suelta alguna ficha de cuando su hermano era pequeño, y lo pongo también (a distancia) a dar el callo.

El Señor de las Bestias me envía esta foto:

madre 10 (1)

Lo dicho, estaban tan felices hasta que me han llamado. Creo que El Cachorro va a desaprender mi teléfono en un pispás.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios