Madre apetitosa

Estoy convencida de que mi pocholo es masoquista. Hace ruidicos y gorgoritos y risitas y monerías solo para que lo devore bien devorado a bocados, sin contemplaciones.

En esto que lo cojo y veo que tiene como chispitas blancas repartidas por su ropa babeada… Pero… peroperopero… ¿¡esto?! Y «esto» es que ¡¡se esTÁ COMIENDO LA CUNA!! Sí, lo voy a devorar a bocados. Sin contemplaciones.

Niño mano


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios