Lorito

¿Sabéis qué es un «pedo de la boca»? Un eructo. Con un hijo de tres años se aprenden muchas cosas.

niño

También a conocerse a una misma. Gracias a él sé qué expresiones son las que más repito, y son: “No pasa nada”, “un segundo”, “¿qué te he dicho?” y “chico, de verdad”. Ahí está él, soltándolas a diestro y siniestro, siendo un miniyo. “Chico, e verrrrrrá”, y me troncho.

Esta noche me ha venido con otra de las mías. Resulta que darle la cena es un calvario, porque se despista con cualquier cosa. Hasta las migas le sirven para entretenerse. Cuando prodigiosamente llegamos al yogur, se toma la primera cucharada con esperanzador ímpetu pero para la segunda ya está haciéndose el remolón. Así que le azuzo: “¡Simón!”, y salta él: “¡Ya empezamos!”, que es lo que digo yo siempre que empieza a tardar, que es bastante a menudo.

niño

Si al final, ¡me ahorra el trabajo! Hace de mí y se lo dice él todo.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios