Libertad de expresión artística

Para hacer un garabatillo en condiciones hay que concentrarse de lo lindo. No es gratuito, qué os pensáis. Como suelen decir, “que las musas te pillen trabajando”.

Niño

A éste últimamente le pillan a menudo. Al llegar a casa de una larga jornada laboral me encuentro con que la chica que cuida a El Cachorro se dirige a él y le dice: “Dile, dile a mamá lo que has hecho”. Para mí que era en tono reproche, pero él, muy ufano, me cuenta: “He pitau paré”. “Enseña, enséñaselo a mamá” (qué manía tiene esta mujer de repetir los verbos). Y de nuevo él, todo orgulloso, me coge de la mano, me lleva a un cuarto y me muestra su obra.

Niño

“Eto Simón”.

Yo no me he alegrado mucho, la verdad. Aunque la cosa no ha sido tan grave porque el pequeño ha tenido el gran detalle de pintar esos rayajos con lápiz. Así que acto seguido lo he puesto a borrar con una goma.

Niño

Pero eso no le ha debido de parecer tan gracioso y al final he sido yo quien ha acabado con semejante manifestación artística.

Pero qué sorpresitas me prepara el muchacho…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios