Legal hasta las trancas

Echamos una carrera en bici El Cachorro y yo y llegamos a meta más o menos a la vez. Así que exclamo:

 

–  ¡Hemos llegado a la vez!

– ¡Empate! – corrobora él.

 

Pero realmente creo que en la foto finish se proclamaría él vencedor, y como soy bastante justa en la vida, le reconozco:

 

– Pero creo, cariño, que tú has llegado un poquito antes.

 

Y salta él:

 

– No, mamá, ¡hemos llegado empate! – en plan “y no se hable más”.

madre 24 (1)

Este crío no va a llegar a ningún lado. Es demasiado legal. Lo adoro.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios