¡La mochila!

Me llama el Señor de las Bestias por la mañana. Me cuenta que cuando él y El Cachorro estaban yendo en coche al cole, de repente el pequeño exclama: “¡La mochila!” ¡Argh! ¡Su padre se había olvidado de cogerla! Hoy es MIÉRCOLES y los miércoles el nene tiene natación. Y a natación se va con una mochila con el gorrito de agua, el traje de baño y la toalla.

puzle

Este… ¿¡se puede saber cómo este mico sabía que hoy le tocaba piscina?! ¿¿Y cómo puede ser un tipo TAAAAN legal?? Porque, a todo esto, la piscina no le gusta nada de nada. Siempre dice que no quiere ir. Cuando su padre ha dado la vuelta para ir a coger la mochila, el pobre se ha puesto a sollozar: “¡Noooooooooo, la piscina noooooooo!”

Mucho me temo que la próxima vez no dirá ni esta boca es mía.

P.D. Qué mono. Me lo como. Yo no soy muy de premiar al crío con cosas que tiene que hacer (cenar, recoger, etc.), pero le he dicho a su padre que hoy le compre un cochecito. Se lo ha megaganado.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios