La magia del Ratoncito Pérez

Ayer a El Cachorro se le cayó un diente…

madre 25 (1)

Y, hoy, el ratoncito Pérez de la traído unas gafas de buceo. Verdes, de su color favorito.

madre 25 (2)

Y dice El Cachorro, emocionado: “Ha venido el Ratoncito Pérez. ¿Cómo sabía que quería esto?”

Qué maravilla. Está flipando con la magia del bicho.

Por otra parte, no sé si sabéis que tenemos otro ratón… Don Bimbas. Le pide a El Cachorro las gafas de buceo que le ha regalado el Ratoncito Pérez. El Cachorro dice que no.

Al rato, estando El Cachorro y yo hablando, reparo en que Don Bimbas está muy callado. Por detrás, de la manera más sigilosa posible, ha ido a sacar de su funda las gafas de su hermano.

madre 25 (3)

Luego aparece por detrás de mi silla y me da en el hombro. A escondidas, y con una sonrisa de pillo, me enseña que lleva puestas las gafas.

Porque cuando Don Bimbas quiere algo, LO CONSIGUE. No hay quien lo pare. ¡Es un brujo!

madre 25 (4)

Y el buenazo de su hermano ajeno a lo que estaba sucediendo…


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios