La cara es el espejo del almESTÓMAGO

Se van al baño (al baño de hacer pis) y vuelven así. Yo, que soy de las que ven un cenicero lleno de colillas y digo “aquí han fumao”, les pregunto:

– ¿Qué habéis comido?
– ¡Nada! – me dicen, con todo su papo.

madre 8 (1)

Con todas las pruebas del delito pegadas en la cara. Ya les ha llevado el padre por la senda del mal. ¡Con razón lo adoran! Comen en un verano más helados que yo en tres vidas.

Su cara es el espejo de su estómago.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios