Instrucciones

Me toca trabajar en turno de tarde. Y, como no voy a estar, dejo post-its con todo lo que tiene que hacer El Cachorro cuando vuelva del cole. Para que se entere él pero, sobre todo, su padre.

madre 5 (1)

Asimismo, se lo mando por Whatsapp a su padre (para que se vaya haciendo a la idea y lo tenga presente). Eso y que le he dicho a la chica (cosa que también hago por Whatsapp) que cocine el brócoli que me he encargado de comprar en el súper, junto con otras cosas. Y unas cuantas instrucciones más.

Y yo tengo ganas de no tener que pensar tanto y por todos. De que todo el mundo sepa qué hace y que lo haga, sin necesidad de tener que estar yo detrás.

Cuando llego a casa a eso de las once de la noche, está, por fin, el cuento de Rudolf. Aunque, por supuesto, nadie se ha fijado en que el final está inacabado y no tiene sentido.

madre 5 (2)

“Y esa Navidad todos los niños. FIN”.

¿Es que no han hecho ni leerlo?

También falta escribir en el sobre que tiene que entregar nuestro hijo en clase, nuestra dirección, como he dejado puesto que había que hacer.

De verdad, es que ni así. Ni mascado. Todo a medias. Ni me puedo confiar ni me puedo relajar. Luego te dicen: “Delega, delega”. ¿¿En serio?? Si dejo las riendas de mi casa a un chimpancé tarado nos iría mejor que en manos de mis tres hombres. Es desesperante, ¿¿no creéis??


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios