Inquietudes artísticas

Nos vamos a una exposición fabulosa en el CaixaForum sobre la competición en la antigua Grecia, con piezas del British Museum, y a mis hijos lo que les viene a hechizar es…

madre 10 (1)

Asomarse por los bajos y entablar una conversación con alguien que está al otro lado.

Bueno, menos mal que a la salida, su abuelo le ha dejado a El Cachorro su máquina de fotos. Los de alrededor lo han flipado, claro. No tanto como lo podía haber flipado el abuelo si al peque se le llega a caer al suelo. (Por si os preguntáis de dónde sale mi inconsciencia natural).

madre 10 (2)

El Cachorro se ha empecinado en sacar una paloma al vuelo. Así que se ha dedicado a perseguir a cualquiera que se ponía tiro. Hasta tal punto que cuando ha fichado una e iba hacia ella, se han interpuesto en su camino un padre con sus dos hijos, decididos a espantarla, y cuando él ha visto lo que estaba a punto de suceder, ha gritado “¡No!”, y los que se han espantado han sido ellos. Y él ha podido perseguir a esa paloma en exclusiva para sus propósitos.

madre 10 (3)

No ha tenido suerte.

Don Bimbas, por su parte, se ha apropiado de mi móvil y ha hecho sus pinitos.

madre 10 (4)

No vamos a ganar en discos duros para guardar tanto arte incipiente (que hay que guardar, porque cuando luego me inviten a programas como madre de los artistas, tendré que enseñar cómo empezaron…)

Pero es que esto es un no parar. Una vez en casa, mi digno heredero se inclina por otro tipo de instantánea: la autofoto. (Donde el verbo inclinarse se utiliza en toda su plenitud).

madre 10 (5)Esto, señores, es una autofoto en la que el autor ha querido salir inmortalizado junto a su obra.

Como es un artista que cuenta con mucha autocrítica, ha considerado que no le había salido bien del todo, que su creación no se podía admirar en su plenitud, y ha optado por sacrificar su imagen en pos del arte.

madre 10 (6)

Aun así, también ha querido innovar.

madre 10 (7)

Si es que es imposible contener su torrente creativo. ¿Os sigue extrañando que vaya guardando todo lo que hacen mis niños? En breve sus obras estarán muy cotizadas y ME VOY A FORRAR.

Y ya sé cómo será mi mansión. Es una que, por supuesto, ya ha diseñado El Cachorro. Estos son los planos:

madre 10 (8)

Lo del centro es el salón con su sofá. Lo del lateral, las escaleras. Lo de arriba, las habitaciones, que hay hasta cocina con su nevera. Y lo que cuelga, un tobogán que acaba en el agua.

Ha sabido reflejar perfectamente mis gustos.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios