In-jus-ti-cia

He pasado cuatro días con mis dos hijos en Pamplona en los que, como es costumbre, no he dormido NADA DE NADA. Por supuesto, por obra y gracia de Don Bimbas.

madre 16 (1)

Y venía de arrastrar otra semanita de noches en blanco. Apiadado de mí, el Señor de las Bestias vino ayer en tren de Madrid para coger el coche y conducir él de vuelta. Un detallazo. Además, se ha ofrecido a encargarse del enano la semana que sigue entera. Dicho y hecho, esta misma noche en la que llegamos a casa me encerré en la habitación, sola, dispuesta a dormir sin sobresalto alguno. Y de hecho así ha sucedido. Él se quedó fuera, encargado del tema.

Cuando me levanto, procedo al interrogatorio.

– ¿Qué tal la noche?
– Muy bien, del tirón.
– ¿¡¿¡CÓMO!?!?

No doy crédito. No se ha levantado ni una PUÑETERA sola vez. Y sentencia:

– Está claro que te tiene declarada la guerra.

¡Pero vamos! ¡Clarísimo!

madre 16 (2)

¿Te he hecho yo algo en otra vida, hijo mío, para que la juegues así?


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios