Imperativo de niño de tres años

Está El Cachorro viendo la tele y aparece una famosa hormiga de un programa. Me pregunta que qué come. Le contesto que ni idea, que no se lo he preguntado, y me reclama:

“Mamaaaaá, ¿por qué no lo sabes? ¡Sábelo!”

niño

¡Jíbalo! No se puede ser sincera. O por lo menos no se puede ser tan perezosa como para no improvisar algo sobre la marcha. A ponerme las pilas.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios