Hombres…

Vengo de la peluquería con un supermoño. Eso es algo bastante inusual porque yo siempre llevo el pelo suelto y no me hago nada. Pero voy a recoger a El Cachorro a su extraescolar y no me dice ni mu. Protesto:

– Pero bueno, vengo con un superpeinado y no me dices nada.
– ¡Ah, sí!

madre 24 (1)

Esa exclamación a modo de sorpresa no me parece suficiente, así que insisto:

– ¿No te parece bonito?
– Sííí, preciosooo.

¡Oye, que me ha contestado como con desidia! ¡Para que me quede contenta, en plan “que sí, pesada”! ¡¡Ten hijos para esto!!

Por cierto que me he puesto mona para los Premios Iris de la Academia de TV…

madre 24 (2)

No, a mí no me daban ninguno. Yo he ido a por los canapés.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios