Historias de amor, ojos que miran con ilusión

No adivinaréis nunca con qué me ha venido El Cachorro del cole… Ojo, ¡ojo!

madre 2 (1)

¿¿Tú te crees?? ¡Pero si tiene 6 años, mi crío!

Ay, madre, ay, madre. La niña va con él a una extraescolar y el año pasado ya dijo que mi hijo era su novio. Y El Cachorro respaldó la historia. Ella y él eran novios. Pero, claro, había un verano de por medio…

Y por lo visto, no ha hecho mella en su amor.

Como las extraescolares empiezan en octubre, este año escolar todavía no se han visto, dado que la niña va un curso por delante de El Cachorro. Bueno, miento, la vimos en el patio hace unos días, dejando a Don Bimbas, y le animé a El Cachorro que le dijera hola, que la saludara, y le salió su famosa sonrisa de la vergüenza y se escondió detrás de mi pierna.

Y me juego el cuello a que seguro que la ha visto en más ocasiones y no se ha atrevido a decirle nada. Con eso de que “los demás se ríen”…

En cualquier caso, le digo a El Cachorro: “Pues habrá que contestarle, ¿no?” Porque, esto de cartearse, NO ME PUEDE PARECER MEJOR IDEA. Así ya no le tendré que insistir a El Cachorro para que escriba, ni para que lea. Por no hablar de que me flipa que experimente lo emocionante que resulta recibir cartas en el buzón. Por tanto, manos a la obra…

madre 2 (2)

Lo único malo es que, mi Romeo, aparte de “hola, Jimena” (nombre ficticio), no sabía qué más poner. Me pide ayuda.

– Pues pregúntale qué ha hecho durante el verano.
– No, eso no.
– Pues cuéntale qué has hecho tú.
– Noooo.
– Pues pregúntale cuál es su peli favorita.
– No, no.
– Pues si tiene hermanos.
– Eso ya lo sé.
– Oye, tú verás entonces.
– ¡Noooo, ayúdame!
– ¡Pero si no quieres saber nada!

Al final, doy con la solución.

madre 2 (3)

Nos ha costado escribir esto lo más grande. Espero que en el futuro se encuentre más inspirado…

El tema del noviazgo, por supuesto, se instala en casa. El Cachorro decide interrogar a su hermano pequeño:

– ¿Tú tienes novia?
– Sí.
– ¿Vas a tener un hijo con Sofia? ¿Cuando seas mayor? – El Cachorro da por hecho que la novia es su mejor amiga de la urbanización.
– ¿Cuándo sea así de mayor? – pregunta Don Bimbas.

madre 2 (4)

– Como mamá.
– Soy amigo de Carlitos y pués pamién, Fofía. – No sé muy bien a qué viene ahora esto.
– ¿Tú vas a ser novia de Sofía? – novio, quiere decir El Cachorro. Es que lo de los posesivos cuando hay un cambio de género con respecto al sujeto de la frase, no lo acaba de dominar. Menos aún, Don Bimbas, que tiene un cacao majo; todo lo dice al revés. Igual se lo ha contagiado a El Cachorro.
– Cuando sea mayó.
– Puedes hacerlo ahora, aunque no podrás tener ahora un bebé cuando seas pequeño, ¿te digo por qué?
– Sí.
– Porque Sofía con tres años no puede ir con una barriga así.

SENCILLÍSIMO.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios