Falsas apariencias

Que nadie crea que mi niño es un mal hablado. Que no se le ocurre llamarle “callo” a nadie, ni va a echar la “pota”, ni dice “chocho” ni “coño”. Está señalando a un caballo, cogiendo su pelota. Y está diciendo oso y cariño.

Niño

Hemos detectado otra tendencia lingüística. A todo lo que dice le pone una “e” primero. Papá es “epapá”, coche es “ecoche”, pan es “epá” y así. Todo va con artículo determinado. Las cosas bien definidas.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios