Espíritu libre

A Don Bimbas le encanta andar descalzo. Y quizá sea por eso que las plantas de sus pies se están curtiendo. Bueno, a la fuerza. El otro día lloró de lo lindo en la playa cuando se descalzó y se las escaldó.

madre 9 (2)

No supe hasta qué punto hasta que me fijé por la noche y me dio la impresión de que tenía en la planta de los pies una ampolla gigante. Pero me dije, no puede ser. Era enorme. ¿Qué anda, sobre un cámara de aire? Y sin quejarse.

Pero sí que debía ser, porque a los dos días el Señor de las Bestias me dice: “Tiene las plantas de los pies peladas”. Y, sí. Él no se lo explicaba. Yo deduje entonces que era porque las ampollas se le habían reventado…

Sí, eran ampollas. Tan enormes que no las supe identificar. Lo nunca visto.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios