Escondite con pista

Como a todo crío, a El Cachorro le flipa jugar al escondite. Y que tú digas: “¡Pero bueno, ¿dónde está Simón?! ¡Si estaba aquí hace un momento! ¡Qué pena perderlo, con el cariño que le había cogido”, y así. Se troncha. Por eso, cada vez que se esconde, asoma y pide: “Tú dice dónde está Simón”, y yo tengo que empezar con el teatrillo.

madre

Hoy se ha escondido y, para su desgracia, bastante, bien. Porque lo que también le mola es que lo descubra pronto. Y me estaba costando. Así que iba yo por toda la casa con mi discursito: “¿Pero dónde estará este niño? Hay que ver, a ver qué le digo yo ahora a su padre, que lo he perdido…”, mientras le buscaba de habitación en habitación. Y, lo dicho, como tardaba, oigo su voz a lo lejos: «A ver si va a estar en la cocina». JAAJAJAJAJA.

silla


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios