Eres un miedica

Pues dirán lo que quieran sobre que los niños son niños y que no actúan con maldad. Pero discrepo. Claro que hay niños que actúan con muy mala idea…

Hoy han puesto un castillo hinchable en la piscina. Ha sido la sensación. Nos hemos tirado grandes y pequeños.

madre 1 (1)

Menos El Cachorro. A mi niño le ha dado miedo. Se ha subido varias veces pero le ha dado en todas mucha impresión. Así que se ha dado media vuelta y se ha bajado (menos en dos o tres ocasiones al final en que ha consentido que lo colgara desde arriba todo lo largo que es y luego lo soltara).

Pero una de las veces nos hemos subido con un amiguito. Estando los tres encaramados, y no atreviéndose El Cachorro a tirarse, salta el otro crío: «Miedica, eres un miedica…» Lo he cortado rápido diciéndole que no es malo tener miedo y que unos tienen miedo a unas cosas y otros a otras. Pero me ha fastidiado. Porque me ha parecido mezquino. Máxime porque sí que a ese niño le dan miedo otras cosas, muchas más que a El Cachorro, y El Cachorro, lejos de llamarle algo malo o de reírse de él, siempre le ha prestado ayuda: «Mira, haz como yo, sube por aquí, pon la pierna así…» Como mucho se habrá pavoneado de manera encubierta («si es muy fácil…»). Y punto. Jamás se le ocurriría reírse de su amigo. Es más, lo defiende. Y tengo pruebas. Creo que ya lo conté aquí…:

Ese mismo amigo, cuando descubrió que mi hijo aún dormía en cuna cuando él llevaba tiempo haciéndolo en cama, se mofó: «¡Duermes en cuna! Eres un bebé, eres un bebé, jaajaja». No os cuento cómo me molesto aquello. Mi hijo en cambio lo aguantó estoicamente. Cuando se fue el crío, le informé toda rabiosa al mío de que si bien él dormía en cuna, su amigo aún utilizaba pañal, cuando él lo había dejado hacía un año. Mi hijo no soportó que hablara «mal» de su amigo y lo defendió.

 

¡Pero lo defendió tachándome de mentirosa, porque no se podía creer que su gran amigo utilizara pañal como un bebé!

madre 1 (2)

Sí que hay niños que actúan con maldad (aunque en su descargo hay que señalar que lo que hacen lo hacen porque lo ven en casa, porque sus personas de referencia, véase sus padres, actúan así) y niños a los que no les cabe el corazón en el pecho. Niños con una nobleza admirable, como El Cachorro. Sin lugar a dudas puedo afirmar que mi hijo es una buena persona. No como su amigo.

 

Ni como yo.
madre 1 (3)

Aunque yo era igual de noble que él cuando era pequeña y actualmente soy… mejor persona que su amigo.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios