El trenecito

Se empeñan en ir los dos en el carro de la compra, pero llevamos también la silleta y yo no puedo con todo.

Doy con la solución.

madre 25 (1)

Claro que muy consistente no es, he de confesar. A Don Bimbas le faltan unas clases de conducir carritos.

Y yo soy una inconsciente valiente por testar sistemas de traslado rodeados de vajilla… Qué me gusta un riesgo innecesario, válgame.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios