El niño crece

El Cachorro ya está desarrollando su personalidad, dejando claros sus gustos. Le voy a poner una camiseta que le trajeron sus abuelos desde Tailandia, y que ya ha estrenado. Pero se niega: «No me gustan los elefantitos, son de bebé, no me lo quiero poner». Me cuesta convencerlo, pero con un: «Anda ya, ¿qué va a ser de bebé? ¿No ves que no es la talla de un bebé?», lo consigo.

madre 23

Más tarde, intenta llamar la atención de su padre, que como de costumbre está pegado a su móvil, con un cacharrito que bota: «Papá, mira cómo bota». El otro, sordo perdido. «Papaaaaaaá». Nada. «PAPAAAAAAÁ». No hay respuesta. Y salta: «Aish, me estoy poniendo nervioso». Ya somos dos, hijo, ya somos dos.

Es como un mayor.


Deja un comentario *
* Tienes que pertenecer al Club Cosmo para poder hacer comentarios